Medición

Medición de los Sismos

En los últimos años, la investigación sismológica ha tenido avances significativos, gracias a las evidencias, cada día mayores, que suministran los archivos sismográficos, es por ello que el avance científico depende en gran medida de la calidad de éstos datos. Uno de los objetivos principales de un Centro de Investigación Sismológica es tener capacidad de vigilancia sísmica de la red y su fiabilidad, que permita realizar una notificación rápida de los parámetros del terremoto (o del movimiento del suelo), y así poder hacer de la red un instrumento eficaz en la mitigación de riesgos sísmicos; además permite un buen banco de datos de óptima calidad para los usuarios técnicos y científicos que contribuya al avance de la investigación básica y aplicada, y así desarrollar exitosas estrategias para la prevención sísmica. Actualmente se utiliza estaciones sismológicas para registrar cualquier evento sísmico, la misma está conformada por:

Pilar sismométrico: Es el lugar o asiento del Sismómetro o Sensor; el mismo es una columna de concreto, introducida en el interior de la Capa estratigráfica superior terrestre, y su función principal  es evitar que el Sensor detecte los ruidos producidos en la superficie terrestre, lo ideal es que el Sismómetro sólo detecte los movimientos que se producen en el interior de la Tierra, es decir, que detecte únicamente los Sismos que se producen a una profundidad determinada, figura  1. Es oportuno señalar, que algunas veces es conveniente utilizar un pilar sismométrico natural, es decir utilizar una roca o suelo lo suficientemente consolidado para colocar el sismómetro o sensor sobre ella.

 
Figura 1. Fotografía de los elementos básicos de la estación sismólogica Cumaná, ubicada en el CENTRO DE SISMOLOGIA.

Sismómetro: es el corazón de una Estación Sismológica. Sirve para detectar todas las ondas que produce un foco sísmico, el principio de funcionamiento del sismómetro se puede apreciar en la  Figura 2.

Una masa suspendida de un marco apoyado en el suelo, cuando el marco se mueve por las ondas de un terremoto, la inercia de la masa hace que ésta quede estacionaria con respecto al movimiento del marco, de modo que este movimiento relativo es el registrado en un tambor que gira o mostrado en el monitor de la computadora. El marco es una bobina que produce un campo magnético, que al interactuar en la masa, que tiene un campo eléctrico, el sistema produce una señal electromagnética.

 

Figura 2. Diagramas esquemáticos del funcionamiento de un Sismometro que registra las tres componentes del movimiento: Dos horizontales y uno vertical.


COMPONENTES ELECTRÓNICOS Y TELEMÉTRICOS DE LA RED  SISMOLÓGICA DE LA UDO

La Red Sismológica de la UDO (RESUDO), está integrada por nueve (9) estaciones sismológicas, las cuales se encuentran distribuidas en la región nororiental, con la finalidad de detectar cualquier movimiento sísmico que se origine a lo largo de las diferentes fallas tectónicas que entrelazan esta región y zonas circunvecinas. 

            Cada estación, cuenta con un sismómetro para cada componente en forma vertical, transversal y longitudinal, los cuales son sensibles a cualquier movimiento. El sismómetro está conectado al Oscilador Controlado por Voltaje, VCO, que amplifica y modula, la señal. El VCO es a su vez conectado a un transmisor de banda VHF y este a una antena transmisora. Es de notar que la frecuencia del VCO se modula con la frecuencia del transmisor. Además, existen estaciones que funcionan como estaciones sismológicas repetidoras (es decir, son las que sirven de punto de enlace), Estación Campeare.  Debido a la gran distancia a la que se encuentran las estaciones con respecto a la central en el Centro de Sismología. Estas estaciones constan de los mismos equipos mencionados anteriormente más un radio receptor, una antena receptora y un mezclador. Todos estos equipos funcionan con una batería de 12V, que son conectados a un cargador o un panel solar de 12V y 13A.

            Las estaciones de la red sismológica se trasmiten en la  banda de frecuencia VHF comprendida entre los 229 y 234.75 MHz. Cada una de ellas tienen diferentes frecuencias de banda base (VCO) que oscilan entre los 680 y 3060 Hz, teniendo ganancias de 60 decibeles.

            La estación central; ubicada en el Centro de Sismología de la UDO, posee una antena receptora para cada estación con su respectivo radio receptor, también de la banda VHF. Estos receptores van conectados a un RACK de discriminadores, los cuales están centrados a la frecuencia del VCO. Los discriminadores demodulan la señal del VCO de las diferentes estaciones, las cuales “dividen” para luego llevarlas a su correspondiente atenuador y registrador.

 

LOS SISTEMAS DE REGISTROS

El Sistema Analógico consta de un tambor registrador, el cual gira a un periodo fijo regulado, sobre el cual se coloca el papel termosensitivo y una aguja térmica que gráfica el movimiento del suelo, produciendo así el sismograma; quien suministra la mayor información valiosa a los efectos de realizar alguna ubicación epicentral.

El Sistema de Registro Digital (Seislog), consta de 64 canales de energía y cada canal almacena cuentas en un segundo con una resolución de 12 a 24 bits. La digitalización de la data sismológica se logra a través de una tarjeta electrónica que logra almacenar en el disco de la computadora los diferentes buffer de archivo binario y luego es transformado en formato ASC II, a fin de ser analizado en un sismo dado.